http://surfactual.com/wp-content/uploads/849122c7d05b44dccc374ca984d50aca-1050x623.jpg

¿Alguien ve a Hugo Vau en la ola más grande de la historia?

Lo hemos visto veinte veces, pero parece que vamos a tener que verlo otras veinte. Hugo Vau (Azores, 36 años) surfeó el uno de enero en Nazaré la que ha sido considerada como la ola más grande jamas surfeada. Las imágenes han dado la vuelta al mundo, son preciosas y la ola es enorme, pero ¿Dónde está Hugo Vau? El contraluz es tan fuerte que impide que se vea al surfista portugués en la pared. Sí se adivina una moto de agua en la izquierda de la pared, pero poco más. El vídeo que la World Surf League ha publico como nominado a la ola más grande del año está repleto de comentarios en los que los espectadores reconocen no ver a Vau.

“Hoy probablemente vi la mayor ola surfeada en Nazaré por Hugo Vau”, aseguraba uno de los miembros del equipo, Jorge Leal. De confirmarse la altura de “Big Mama”, Vau entraría en el Libro Guinness de los Récords al superar al estadounidense Garrett McNamara, uno de los principales nombres de la modalidad, que en 2011 surfeó sobre una ola de 23,77 metros en la misma playa. Cuatro años después, el francés Benjamin Sanchis batió el récord de McNamara al coronar una ola de 33 metros también en Nazaré, aunque su hito nunca fue reconocido por Guinness.

Lo que llama la atención de todo esto es que Nazaré en este tipo de días está repleto de fotógrafos y cámaras llegados de todas las partes del mundo. El equipo de Vau llegó incluso a realizar un llamamiento para solicitar planos alternativos de la ola, pero no ha trascendido ninguno. Quizá la imagen más fiable es una que ha facilitado la World Surf League y que es la que os mostramos arriba. A la espera de la medición oficial, la impresión que nos da es que la ola no es la más grande de la historia. Vau, la coge por un lateral del brazo, y no como otros surfers que marcaron registros históricos, de ahí que surja la duda. Por ejemplo, la ola de Sebastian Steudtner del 8 de noviembre nos parece más grande y la surfeó desde el pico, en este caso de izquierda, como se aprecia en este vídeo.

“Sentí que me perseguía una avalancha”, dijo Vau en declaraciones a distintos medios portugueses. “Desde que me dejó la moto en la cresta hasta que cabalgué con ella fueron 40 segundos interminables, toda una vida, increíble. Era como descender una montaña con el rugido de una avalancha que te viene detrás. Es preciso mucha concentración y mucha determinación para tirarte ola abajo. Cuando llegué a la orilla, la gente estaba gritando y saltando. Nos dimos cuenta que había pasado algo increíble”, explicó. El relato es sobrecogedor, pero no conseguimos verlo, pero sí sabemos que tiene dos pelotas tamaño XXL.

 

 




No hay comentarios

Añadir más