http://surfactual.com/wp-content/uploads/jose-huevo02-1050x684.jpeg

Andy Criere y Garazi Sánchez repiten triunfo en la Superliga Siroko

Apoyados en una impecable regularidad en cada manga que ha sacado de rueda a los mejores surfistas del país, Andy Criere y Garazi Sánchez firmaron ayer en Zarautz el pleno de victorias en este arranque de la segunda edición de la Superliga Siroko.

A la actual campeona, nadie le tose. Ni siquiera el sobresaliente momento de forma de la surfista local Nadia Erostarbe, líder del júnior europeo, consiguió bajarla del primer peldaño del podio por donde camina en pantuflas, como si estuviese en el salón de su casa. Y le ha contagiado a Andy Criere esa facilidad para pisar el territorio de los elegidos, el lugar en el que se saborea la gloria. El de Hendaya le ha cogido gusto a la liga. Transmite felicidad en un entorno con un envoltorio propio de las citas internacionales, pero repleto de caras conocidos, de rivales que antes que adversarios son amigos. Así, enfundado en una sonrisa, ha edificado su éxito. Quizás la forma más bonita de alcanzar la cima.

“Lo he dicho siempre y lo repito ahora, esta liga nos aporta mucho a todos, nos da medios para invertir en lo que más nos gusta y, sobre todo, nos ayuda a crecer”, destacó Andy Criere durante la ceremonia de entrega de premios, donde también incidió en lo difícil que era el camino hasta llegar al número uno en unas pruebas “en las que asusta mirar el nombre de los competidores de cada manga”. Y es que en su camino hacia el triunfo había dejado a hombres como Imanol Yeregi, Pablo Gutiérrez, Jatyr Berasaluce, Ethan Egiguren y Rubén Vitoria, el flamante ganador del QS 1.500 de Tenerife.

Al surfista de Zarautz lo sometió gracias a una notable selección de olas y a un surf fluido de canto a canto de la tabla. Egiguren y Gonzalo Gutiérrez completaron las posiciones de privilegio del campeonato.

Podio_femenino

En categoría femenina ni siquiera la potencia y electricidad de Nadia Erostarbe fueron una amenaza para Garazi, que controló la manga decisiva con puño de hierro. Siempre es difícil llevar el peso del cartel de favorito, pero la vizcaína lo hace como nadie. Solo Iara Domínguez, que sigue confirmando que es la auténtica revelación de esta segunda edición de la Superliga Siroko, le puso en aprietos y estuvo a un pelo de dejarla fuera en la primera semifinal. Ainara Aymat completó el cuadro de honor.

Además, el hispano-brasileño Vicente Romero y la cumpleañera Nadia Erostarbe consiguieron el premio Nuevas sensaciones by El Gaitero que reconoce las mejores olas de cada campeonato. Romero logró un 9,17 y Erostarbe un excelente 8,67. Tendrán una wildcard para la siguiente prueba de la Superliga Siroko que se celebrará el mes que viene en la playa de Razo, en el municipio coruñés de Carballo.




No hay comentarios

Añadir más