http://surfactual.com/wp-content/uploads/the-wave-at-nikko.jpg

Así destruye la acción del hombre una ola perfecta

El mundo está lleno de ejemplos, por mucho que nos pese, pero este está muy reciente. Una de las mejores olas de Bali ha visto reducido su calidad y potencial por la acción del hombre. Hablamos de la derecha de Nikko, una ola fuera de los grandes focos surfísticos de la isla, pero de las de mayor calidad.

Recientemente han trascendido imágenes de la construcción de un gran espigón por parte de los responsables del hotel Kempinski. Según se explica desde los responsables del proyecto ‘Clean Uluwatu’, este espigón ha sido construido de forma ilegal sin autorización de las autoridades y con el objetivo de proteger la playa y hacerla más grande.

Esta ola está en la zona de Nusa Dua, que se trata de una larga zona en la que se encuentran los hoteles más lujosos de la isla. Las olas rompen en un arrecife exterior y la realidad es que no llegan a la playa porque entre la línea de costa y el arrecife hay una gran distancia. Se trata de una laguna que los locales utilizan para la recolección de algas.

En cualquier caso, existen diversas versiones sobre el estado real de la ola. Hemos encontrado información de que el arrecife que permite esta excepcional rompiente no se ha visto afectado, otras en las que se explica que ha quedado totalmente destruido. Además en estos últimos artículos se explica que el flujo de arena y residuos ha quedado reducido de un lado a otro de la playa, y eso es muy importante.

Se está realizando una captación de firmas para trata que esta cadena hotelera devuelva la playa a su estado anterior. Los interesados pueden firmar en este enlace. Abajo os dejamos un vídeo para que veáis cómo era la ola de Nikko antes de este atentado medioambiental.




No hay comentarios

Añadir más