Billy Kemper gana en Jaws, Kai Lenny se lleva la gloria

Anoche de madrugada se cerró una de las ediciones más espectaculares del Peahi Challenge en la ola de Jaws, en Maui. El campeonato se retomó después de que el martes se registrasen olas enormes, pero que a los surfistas casi les era imposible coger debido al fuerte viento off-shore, que complicaba mucho la situación y la integridad de los surfistas. Ayer no es que mejorase mucho el asunto, pero los supervivientes volvieron al agua para ofrecer un espectáculo sensacional.

El gran triunfador fue Billy Kemper, que logró su tercera victoria en este campeonato, demostrando que es el mejor en Jaws. Kemper, que el día de la suspensión cogió algunas olas monstruosas, fue a por todas desde el primer momento lanzándose a unos tubos gigantes. Mantuvo un intenso duelo final con Kai Lenny, que el día antes, después de la suspensión del campeonato, surfeó algunas olas gigantes cuyas imágenes están dando la vuelta al mundo, como se aprecia en la fotografía que os mostramos abajo. Eso sí, precisó de ser remolcado por una moto de agua.


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Mike Coots (@mikecoots) el

“Ayer fue probablemente el día más radical en la historia de surf de competición y estoy contento de haber sido partícipe y poder finalizar hoy el campeonato. Esta victoria es para mi madre, que seguramente me está viendo desde el cielo. Ella murió de cáncer al principio del año y he puesto sudor y sangre para ganar por ella. Este es mi orgullo y mi regalo”, dijo un emocionado Kemper. “He echado el resto este año sin saber si podría llegar hasta el final. Mi equipo me devolvió aquí y esta victoria también es para ellos. No lo he conseguido yo solo. Hace sólo unos años no tenía patrocinador, me invitaron y gané. Y ese ha sido mi objetivo cada vez que he surfeado aquí, ser el primero y sólo el primero”, añadió.

El español Natxo González no tuvo tanta suerte como en Nazaré hace una semana. El vasco, menos acostumbrado a surfear en Jaws cayó en primera ronda y reconoció estar impresionado por las olas que se vieron el primer día, pero como el dijo, sigue aprendiendo de los mejores y mejorando.

En categoría femenina, la victoria fue para Keala Kennelly, que acabó con el reinado de Paige Alms en Jaws, después de que esta se hiciese con la victoria en las últimas ediciones. Kennelly bajó algunas olas increíbles e incluso estuvo a punto de perder la vida en una de las caídas que tuvo. “Estaba ahí abajo viendo las estrellas porque me golpeé y pensé que me había roto la espalda. Además, no tenía aire para inflar el chaleco y había perdido la tabla… Pensé que se me iba a ir todo a negro y no me iban a poder encontrar”, relató después de su victoria.

Keala Kennelly en Jaws durante la final femenina.

Keala Kennelly en Jaws durante la final femenina.

 




No hay comentarios

Añadir más