Bobby Martínez, la vida después del suicidio deportivo

La vida de Bobby Martínez cambió cuando en septiembre de 2011 algo cortocicuitó en su cabeza. Se estaba disputado el Quiksilver Pro en Nueva York. Sus opciones de recalificar para la siguiente temporada en el circuito mundial eran mínimas. Acababa de eliminar a Bede Durbidge y en mitad de la entrevista posterior a su triunfo fue cuando le cambió la vida. Cargó contra la ASP, contra los cambios que se querían introducir en el circuito, contra la organización y contra todo lo que se movía; al tiempo que aseguró que nunca más volvería a participar en un campeonato.

Desde entonces, Martínez, una de las esperanzas del surf estadounidense, se convirtió en un proscrito. Fue descalificado del Mundial con efecto inmediato. Casi todos sus patrocinadores importantes lo abandonaron. Eso acrecentó la fama de Bobby Martínez como un ‘outsider’, pero no disminuyó la calidad de su surfing. Estaba considerado como uno de los mejores ‘goofy’ del mundo. Morgan Maassen se acercó a él poco después de aquellos hechos y grabó este vídeo del carismático californiano.

 




No hay comentarios

Añadir más