http://surfactual.com/wp-content/uploads/captura-de-pantalla-2017-01-24-a-las-00.42.20.png

Cinco destinos para perderse en Indonesia

El sueño de cualquier surfista es el de encontrar un ola ola perfecta y solitaria. Como dice el anuncio, “no hay sueños baratos”, así que para hacer realidad esto, la mayoría de las veces hace falta viajar y, claro, gastar dinero. Indonesia es el destino perfecto para surfear la ola de tus sueños, pero hace años que dejó de ser ese lugar idílico, y la mayoría de los grandes spots están masificados. En cualquier caso os proponemos cinco olas de Indonesia como alternativas para vuestro próximo surfari.

1. Mahi Mahi Surf Resort (En el norte de Sumatra)

Situado en la isla de Simeulue, se trata de una localización bastante remota, pues está más lejos incluso que Nías, por lo que esto al menos da una seguridad de encontrarse pocos surferos en todas las olas de las islas. El pico principal es una rompiente sobre fondo de piedra y coral con derechas y izquierdas de calidad, se lo conoce como el ‘Trestles’ de Sumatra. Para llegar hasta allí hay que volar hasta Medan, algo que se puede hacer directo desde Singapore, Jakarta,Bali. El precio de la estancia oscila entre los 70 y los 90 euros por día.

Bobby’s G-Land (Este de Java)

Todo el que quiera probarse en olas potentes tiene una visita obligada a una de las olas más famosas del mundo. A pesar de encontrarse en una localización de difícil acceso en la selva de Grajagán en el Parque Natural de Plengkung, en cuanto las condiciones son óptimas se suele saturar. Aunque el Bobby’s Surf Camp es el resort más conocido, hay varios más delante de la ola, por lo que esto también asegura un gran número de surfistas. G-Land es una ola muy expuesta a todo tipo de swells, por lo que es raro verlo completamente plato. Ahora bien, allí puedes coger la ola de tu vida o vivir una pesadilla, pues el coral siempre está a la espera. Se puede llegar de varias formas, bien por ferry desde Bali, que es más lento, y luego por carretera o en un speed boat. Los precios por persona para una estancia de tres días son de 500 euros por persona, e incluye los transportes desde Bali, además del agua y tres comidas al día.

T-Land Resort, Isla de Rote (Indonesia del Este)

La isla de Rote es uno de los destinos que más populares de los últimos años, y la clave está en la calidad y variedad de sus olas. T-Land es el resort más conocido, y también da nombre a la mejor ola, una izquierda que en los mejores días ronda el kilómetro de largo con diferentes secciones para diferentes niveles. Los que vayan de derecha también tienen otras opciones como Suckies y Do’o mientras que los principiantes tienen como alternativa Squillers y la playa de Nemberala. Este resort tiene una capacidad máxima para 16 personas, lo que lo convierte en bastante exclusivo. Se puede acceder contratando con los propietarios o montártelo por tu cuenta volando a Kupang (desde Bali, o Jakarta), y desde allí coger un speed boat hasta el puerto Rote. El precio varía según la época, pero ronda los 200 euros por noche con todo incluido.

Telos Surfing Village (Isla de Telos, en el Norte de Sumatra)

Pasa por ser una de las mejores derechas de Indonesia, pero claro, esto siempre depende de lo que estés dispuesto a descubrir. Se trata de un resort también bastante exclusivo y desde el que podrás acceder a diferentes olas con una pequeña excursión de unos 20 minutos en barco. Para llegar hasta allí hay que volar a Padang, en Sumatra, algo que se puede hacer de forma directa desde Jakarta, Bali, Singapur y Kuala Lumpur).Una vez allí los responsables del resort se encargan de recogerte. El precio de la estancia varía según la época del año, pero ronda los 250 euros por noche y surfer e incluye comidas, transportes y desplazamientos en barco.

Floating Surf House (Islas Banyak, en el norte de Sumatra)

Uno de los destinos más alejados y con olas absolutamente perfectas y desiertas. Se trata de un resort un tanto atípico pues son casas flotantes, eso sí, equipadas con todas las necesidades básicas e incluyen aire acondicionado. El viaje es lo más complejo. Hay que llegar a Medar, algo que se puede hacer en vuelo directo. A esto le sigue un viaje de siete u ocho horas por carretera hasta la ciudad de Singkil. Desde allí un speed boat, tres horas, hasta la Bahía de Plenty, donde está el resort. Hay todo tipo de olas y rompientes, para todos los niveles. Las tarifas no han sido facilitadas.

 




No hay comentarios

Añadir más