http://surfactual.com/wp-content/uploads/pau-serracanta-1050x703.jpg

El hombre que está detrás del Wavegarden de Barcelona

Queda menos de un año para que el Wavegarden de Barcelona sea una realidad. Probablemente este es el proyecto de la empresa vasca del que más noticias se han tenido desde que hace unos meses se confirmase que la capital catalana contaría con una de las deseadas piscinas de olas. Posteriormente también supimos que en Málaga se está trabajando en un proyecto similar, como ya os adelantamos en Surf Actual.

Cada movimiento de Wavegarden está rodeado de cierto secretismo, no en vano hay en juego una inversión millonaria. Sin embargo, a veces, un poco de luz nunca viene mal. Así lo ha entendido el hombre que está detrás de Wavegarden que se instalará en Mongat, al norte de la Ciudad Condal. Lo curioso es que Pau Serracanta, que así se llama la cabeza visible del proyecto, no es un hombre que venga de la industria del surf, sino de la gestión y de las motos. Serracanta es el director comercial de Dorna, la empresa que gestiona el Mundial de motociclismo.

Serracanta ofreció hace unos días una entrevista a la revista ‘Palco 23’, especializada en información información económica deportiva, en la que daba algunas claves de cómo van las gestiones para que el Wavegarden de Barcelona sea una realidad. Desvela que estuvieron mirando la plataforma marítima del Fórum de Barcelona, así como los antiguos terrenos del Real Club de Golf El Prat, que por seguridad aérea planteaban algún problema para instalar la piscina. “El planteamiento era que estuviera en Barcelona y cerca del mar para reproducir al máximo el ambiente de cuando haces surf”, argumenta, sobre la elección definitiva de una parcela de 48.500 metros cuadrados frente a la playa de Montgat, y que son propiedad de la Fundación Montcelimar, de la Universidad de Barcelona (UB). “Les pareció un buen proyecto para integrar en su red deportiva”, explicó Serracanta a ‘Palco 23’.

La sociedad Wavegarden BCN ya cuenta con un capital social de 2.261.435 euros

El contrato de alquiler es por cuarenta años, aunque de obligado cumplimiento son cinco años y, cada lustro, Wavegarden Barcelona podrá desistir del contrato siempre que avise con seis meses de antelación. La empresa está pagando 3.050 euros al mes de alquiler, importe que subirá a 99.108 euros al año una vez entre en funcionamiento y que se situará en 161.604 euros anuales a partir del tercer curso operativo. Y Serracanta insiste, sobre uno de los principales temores de las plataformas contrarias al proyecto en Montgat: “Los terrenos están calificados para equipamiento deportivo y docente; ni va a haber un hotel, ni se harán fiestas nocturnas”, dice. Esta última reflexión de Serracanta obedece a las trabas que se está encontrando el Wavegarden con el Ayuntamiento local que está dirigido por ERC, ICV y el PRE.

La instalación contará con una laguna central de 15.000 metros cúbicos y un metro de profundidad, que mediante la tecnología de Wavegarden generarás las olas como si estuvieran en el mar. “El aforo máximo serán 108 personas y generaremos sesenta puestos de trabajo. Nosotros no necesitamos atraer a turistas, porque con la población local de Cataluña ya tienes una masa suficiente potencial para ser rentable”, apunta. Según datos del Consejo Superior de Deportes (CSD), en España había 30.555 federados en surf en 2016, y Serracanta calcula que sólo en la comunidad autónoma hay más de 4.000 practicantes.

Según explica Serracanta en la entrevista a ‘Palco 23’, la viabilidad económica para hacer realidad el proyecto está asegurada, y la sociedad Wavegarden BCN ya cuenta con un capital social de 2.261.435 euros. De los 10 millones previstos de inversión, un máximo del 25% será financiación bancaria. Junto a Serracanta, en el proyecto también se han involucrado la familia propietaria del grupo de iluminación Simon Holdings, debido a que algunos de sus miembros también practican este deporte, y otra familia catalana por idénticos motivos.




No hay comentarios

Añadir más