http://surfactual.com/wp-content/uploads/diving-1.jpg

La increíble velocidad del océano

Todos los aficionados al surf nos desenvolvemos en un medio, el acuático, para el que el hombre tiene que adaptarse. Enfrentarse al océano es el pan nuestro de cada día para millones de surfistas. Las olas, el viento, el frío y la fuerza del mar son aliados, pero también enemigos. Hoy en Surf Actual nos acercamos a un factor clave para el surf, que influye de manera determinante en la meteorología y, por lo tanto, en la generación de olas: las corrientes oceánicas.  Las corrientes superficiales de los océanos han fascinado de largo a oceanógrafos mientras que trabajan para entender el papel de los océanos en el sistema de la Tierra y cómo afectan a nuestro clima.

Hay distintos tipos de corrientes, y de ellas se sabe casi todo, pero hasta hace solo unos meses no se averiguó a que velocidad surcan la Tierra. Sin embargo ya hay datos concretos. Un año después de desintegrarse en la atmósfera, los científicos han utilizado los datos del satélite GOCE para lograr un gran avance en nuestra comprensión de las corrientes oceánicas, y  calcular su velocidad en centímetros por segundo.

c1f965e2e56f745e45c39c4e62c3e23d083223d9

La nave Gravity field and steady-state Ocean Circulation Explorer (GOCE), registró las variaciones en la gravedad de la Tierra con una precisión sin igual, resultante y en la forma más precisa del ‘geoide’ – un océano global hipotético en reposo – producido nunca.   La ESA presenta el modelo más preciso de velocidad de corrientes oceánicas. Con base en este mapa, las corrientes oceánicas y sus velocidades se calcularon y se validaron utilizando boyas.
Como se puede comprobar, la zona del ecuador registra las velocidades más fuertes. En Surf Actual hemos querido mostrar cómo es realmente la velocidad en el interior de una de esas corrientes. En este caso nos situamos en el estrecho de Tiputa a 350 kilómetros al norte de Tahití. Allí se sumergió el cámara Julie Gautier, para grabar este impresionante vídeo que muestra cómo es literalmente llevado en volandas por la corriente oceánica que pasa por la zona, y que tiene una velocidad de 40 centímetros por segundo. Casi nada.




No hay comentarios

Añadir más