http://surfactual.com/wp-content/uploads/13032015050913desouza-kirstin-1050x591.jpg

La revolución brasileña ha llegado

Era cuestión de tiempo y se acaba de confirmar: la revolución brasileña es un hecho. El título mundial de Gabriel Medina fue quizá un adelanto, eso sí por todo lo alto, pero lo más importante puede llegar esta temporada. Después de la primera prueba de la nueva World Surf League, cinco surfistas brasileños se encuentran entre los diez primeros de la clasificación mundial. Es un dato inédito en la historia del surf mundial y que confirma a Brasil como la gran potencia del momento. Ni australianos, ni mucho menos los estadounidenses aguantan de momento la avalancha que lideran Gabriel Medina, Filipe Toledo y Adriano de Souza. A ellos se han unido dos debutantes en el circuito, como Wiggolly Dantas e Italo Ferreira, lo que resulta todavía más llamativo.

El grupo de brasileños se atreve a discutir el domino de los australianos, que por número y posición de sus surfistas en el ‘ranking’, son la gran potencial mundial. El gran bajón lo sufre desde unos años a esta parte Estados Unidos, siempre teniendo en cuenta que entre sus representantes no se incluyen a los australianos. Exceptuando la constancia de Kelly Slater, hace años que no surge un surfer de aquel país que pueda pelear el Mundial.

El triunfo de Toledo en el Quiksilver Pro confirma que no solo Medina es una alternativa para ganar el Mundial. Su amigo tiene un surf y un repertorio de maniobras que pueden desequilibrar en cualquier prueba en las que las condiciones sean ‘accesibles’. Otra cosa será en pruebas más exigentes como Teahupoo, Pipeline, pero de momento el primer paso está dado.

Nada es fruto de la casualidad, Brasil no solo tiene surfistas de primer nivel, sino una enorme cantera que también ha dominado las categorías inferiores. En el pasado Mundial júnior, en el que se impuso el portugués Vasco Ribeiro, el podio se completó con dos brasileños: Italo Ferreira y Daivid Silva, y el primero ya está en la élite mundial. Y su hay otra cosa que caracteriza a los surfistas brasileños es que son de un nivel competitivo sobresaliente. Cualquiera que haya viajado un poco los habrá sufrido en cualquier pico del mundo, por muy remoto que fuese, seguro que allí había uno de ellos para pelearte la ola.

La pujanza del surf en Brasil también ha provocado que tanto la World Surf League como las marcas vuelvan la vista hacia este país. A muchos les cuesta comprender por qué se mantiene el Billabong Pro en Río de Janeiro, y la explicación es económica.  Se calcula que solo en Sudamérica hay 12,5 millones de surfistas, la mayoría de ellos en Brasil, por una cuestión lógica al ser el país más poblado. Esto equivale a muchos televisores, muchos móviles y muchas webs consumiendo información de surf.

 

Captura de pantalla 2015-03-13 a la(s) 09.17.12



No hay comentarios

Añadir más