Luca Dioguardi, con un 5,11 echando humo en El Quemao

Luca Díaz Dioguardi casi echa a arder su 5,11 en El Quemao hace unos días. El canario protagonizó una sesión de infarto con bajadones al límite y la tabla derrapando en cada ‘bottom turn’. Lo ideal habría sido entrar al agua con algo más de armamento, pero no pareció importarle lo hueco de la ola, ni los cacharros que caían. Como se aprecia en las imágenes, tampoco importó demasiado porque se cascó unos tubazos tremendos.




No hay comentarios

Añadir más