Olas gigantes a 160 kilómetros de la costa

Una expedición de algunos de los mejores tamañeros del mundo, con Greg Long y Grant Baker a la cabeza, se acercó días atrás a Cortes Bank, uno de los lugares más particulares para coger olas. Allí disfrutaron de une sesión de máximo riesgo, por la lejanía del lugar y el tamaño de las olas.

Cortes Bank es una montaña submarina poco profunda, una isla apenas sumergida en el Océano Pacífico. Se encuentra a 166 kilómetros al oeste  de Point Loma en San Diego, EE.UU, y a 82 kilómetros al sur-oeste de la isla de San Clemente. En varias ocasiones durante la historia geológica, el banco ha sido una isla, en función de la elevación y descenso del nivel del mar.  La última vez fue una isla importante fue alrededor de hace 10.000 años, durante la última edad de hielo. Los tramos más superficiales del banco comprenden unos 15-18 kilómetros de arenisca y basalto y se levantan desde el fondo del mar a partir de  poco más de un kilómetro y medio de profundidad. El banco ha sido descrito como una serie de cumbres de montañas sumergidas. El pico más  superficial, el Obispo Rock, se eleva a 2.1 m de la superficie, dependiendo de las mareas. En mareas muy bajas, la roca puede ser visible y  con mucha frecuencia allí se generan olas gigantes.




No hay comentarios

Añadir más