Tubos contra aéreos en el Quiksilver Pro

Después de un par de años en los que las olas no acompañaron la celebración del Quiksilver Pro y el Roxy Pro, hasta el punto de que se tuvo que alargar el periodo de espera, este temporada la derecha de Snapper Rocks está siendo un auténtico espectáculo. Si a una calidad de olas máxima se le añade la presencia de los mejores del mundo, el resultado es una maravilla para los aficionados al surf.

Esto es lo que sucedió ayer en la segunda jornada de competición en la Gold Coast. Fue un día de contrastes entre tubos infinitos y aéreos imposibles, que permitieron varios diez a lo largo del día. Italo Ferreira fue uno de los protagonistas con un aéreo brutal que los jueces premiaron con un diez. La verdad es que fue una barbaridad, pero siempre nos queda esa duda de si una sola maniobra en una ola, por muy buena que sea, merece un diez.

El contrapunto fue el diez de Ezequiel Lau con un tubo redondo y largo en su manga contra Jordy Smith. Nosotros le hemos contado siete segundos dentro del tubo, lo que no está nada mal. Lo llamativo es que con un diez y un siete no le dio para superar a un Jordy Smith que está prolongando el gran final de temporada que vivió la temporada pasada. El sudafricano logró dos ochos altos y se ventiló al hawaiano.

El Quiksilver Pro ya está en tercera ronda, de la que se han disputado varias mangas. Destacamos la que enfrentó a Mikey Wright y John John Florence, con victoria del segundo, pese a que el australiano logró l puntuación más alta. A la espera de que entre en acción Kelly Slater, Joel Parkinson, Matt Wilkinson, Adriano de Souza, y Kolohe Andino avanzaron a la siguiente ronda.

Por otro lado, en el Roxy Pro ya ha tres surfistas en cuartos de final. Johanne Defay, una de las sensaciones del campeonato hasta el momento, Tyler Wright, Keely Andrew y Carissa Moore, que superó in extremis a Stephani Gilmore en tercera ronda. Gilmore firmó una de las olas del día con un tubo sensacional que lo le dio para ganar.




No hay comentarios

Añadir más